Buscar
  • OCNFeminicidioMX

COMUNICADO | Difieren audiencia contra el llamado “Matanovias”




  • JH “N” es investigado por el feminicidio de Campira Camorlinga Alanís


  • Yang Kyung María Jun Borrego otra de las víctimas del feminicida


Ciudad de México a 20 de abril de 2022.


El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) anuncia que las audiencias de juicio oral contra JH “N” por el feminicidio de la joven de 31 años, Campira Lisandra Camorlinga Alanís, ocurrido el 31 de diciembre de 2016 en la delegación Coyoacán, Ciudad de México han sido diferidas, en tanto se resuelvan nuevos amparos interpuestos por el feminicida. El inicio de las audiencias se tenía contemplado para este 19 y 20 de abril.


Cabe recordar que Campira Lisandra Camorlinga Alanís se dedicada principalmente a cuidar a su hijo, actualmente de 16 años de edad; y a su hija, actualmente de 7 años de edad; la mayor parte de los últimos años de su vida, ejerció su maternidad de manera plena e incluso la estableció como una actividad prioritaria a cualquier otra.


La joven estudió veterinaria durante algún tiempo en la Universidad Nacional Autónoma de México; y, posteriormente estudió idiomas en otra institución educativa. Aunque no terminó esas carreras por distintos motivos, dentro de su proyecto de vida siempre contempló la posibilidad de continuar con sus estudios y desarrollarse en el ámbito profesional y laboral.


En la segunda mitad del año 2016 Campira conoció a JH “N”, y sostuvo con él una relación sentimental. No es sino hasta el mes de diciembre de 2016, que este último se fue a vivir a la casa de Campira. Existen coincidencias en las manifestaciones que realizan amigos y familiares respecto a que Campira cambió su forma de actuar precisamente durante la segunda mitad del año 2016, lo que notaron debido a que comenzó a ser más distante con toda la gente.


Es importante mencionar que JH“N” tuvo una relación previa con la joven Yang Kyung María Jun Borrego por quien también está siendo actualmente juzgado. El 21 de septiembre de 2014, el cuerpo de Yang fue hallado sin vida. Este hecho aconteció durante las primeras dos semanas en que ambos comenzaron a vivir juntos.


El día 31 de diciembre de 2016, entre las 17:00 horas y las 20:50, Campira se encontraba en su casa ubicada en la Alcaldía Coyoacán, acompañada de JH “N” con motivo de la relación sentimental que ambos sostenían –llevaban viviendo juntos aproximadamente dos semanas-. Es dentro de ese periodo de horas, que JH “N”, le provocó la muerte por asfixia mediante estrangulamiento, además de que antes de privarla de la vida le infirió múltiples lesiones en su cuerpo, muchas de ellas realizadas con un objeto desconocido, y le cortó el pelo de manera irregular. El cuerpo de la joven presentó signos de violencia sexual y lesiones de carácter infamante y degradante.


Una vez que la privó de la vida, colocó su cuerpo en un sofá cama y la cubrió con una cobija, sólo dejando al descubierto su cabeza. Para desviar la investigación, JH “N” abrió la llave de la estufa con el fin de que saliera el gas y simular un suicidio, e inclusive colocó en la mano de Campira un retrato de la ex pareja de esta última, quien había fallecido de cáncer, de tal forma que pareciera que el suicidio tenía como causa ese hecho. Posteriormente, a las 20:50 horas aproximadamente, del mismo día 31 de diciembre de 2016, JH “N” tomó sus pertenencias y abandonó esa casa de manera definitiva.


Es de importancia señalar que Campira se encontró incomunicada durante el momento de los hechos, ante la presencia y ataques de JH “N”, además de que durante el día 31 de diciembre de 2016, su madre María Margarita Alanis, no pudo comunicarse con ella, pues no le respondía las llamadas ni los mensajes, encontrándose en un completo estado de incomunicación e indefensión.


Cabe señalar que el suicidio que trató de simular JH “N” no tuvo sustento alguno, pues Campira además de que fue asesinada mediante asfixia por estrangulamiento, fue asesinada de forma brutal, con saña y una violencia extrema, e inclusive se nota la deshumanización que él realizó respecto de ella; hecho que se desprende claramente de las múltiples lesiones con las que contaba, de la ubicación en las que se realizaron varias de esas lesiones y de la forma de las mismas.


En el proceso del inicio del juicio oral, desde el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), red nacional conformada por 42 organizaciones ubicadas en 23 estados de la República, hacemos un llamado a que:


  • La #JusticiaParaCampira no se siga postergando, y pronto su madre, hijo e hija accedan a la justicia por el feminicidio de la joven.


  • Se juzgue con perspectiva de género y se tomen en cuenta todos los indicios que evidencian la brutalidad y saña con el que la joven fue asesinada.


  • Se establezca una reparación del daño integral del daño y se establezcan medidas tendientes a la no repetición de los hechos.


Como defensoras de los derechos de las mujeres, estamos convencidas que la justicia dilatada no es justicia, por lo que es necesario que las autoridades de la Ciudad de México, garanticen a la brevedad la verdad y la justicia para Campira y su familia.


- -

Para mayor información:

Atziri Ávila

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Cel./Whatsapp: 9512536082

ocnf@observatoriofeminicidiomexico.org

TW: @OCNF

FB: OCNFeminicidioMéxico

Instagram: OCNFeminicidioMéxico

www.observatoriofeminicidiomexico.org



53 visualizaciones0 comentarios