Buscar
  • OCNFeminicidioMX

Secretaría de Gobernación debe declarar la Alerta de Género para Sonora: OCNF




Ciudad de México a 20 de julio 2021.


El artero asesinato de Gladys Aranza Ramos Gurrola es la muestra irrefutable de que el Estado falló a las mujeres de Sonora.


Ocurrido el pasado 15 de julio del presente año, en uno de los seis municipios para los que hemos solicitado formalmente la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), el feminicidio de Aranza Ramos debe servir mínimamente para aceptar una seria autocrítica sobre la política de prevención de la violencia feminicida y desaparición de personas, ausente en todas las medidas que se conocen hasta el momento por parte de los tres niveles de gobierno.


El feminicidio de una mujer que buscaba a su esposo desaparecido desde el 6 de diciembre de 2020, saliendo a campo con diversos colectivos de búsqueda de Sonora fue silenciada para siempre con la mayor libertad como sucede todos los días en el Estado de Sonora.


El asesinato de una defensora de derechos humanos es la muestra inequívoca de que los agresores de mujeres están retando al Estado. De su actuación dependerá lo que ocurra en el futuro con la permisividad para asesinar mujeres y niñas. Por eso, su respuesta debe ir más allá de presentarnos públicamente a los responsables, pues es lo mínimo a lo que están obligados.


Guaymas, municipio donde ocurrieron los hechos se encuentra en el número 34 entre los cien municipios con mayor incidencia de feminicidio en México. Cajeme, ubicado al sur del Estado, ocupa el cuarto lugar nacional en homicidios, y 33 con feminicidio, así como Hermosillo, que ocupa el lugar 6 en la centena.


Todos figuran entre los seis municipios para los que solicitamos la AVGM, hace más de dos años, sin respuesta. No solo eso, en el reporte mensual del Gobierno federal sobre el estado que guarda la violencia en el país, seis municipios de Sonora aparecen entre los 50 más violentos de México: Cajeme, Hermosillo, Guaymas, Nogales, Caborca y San Luis Río Colorado, cinco de ellos incluidos en nuestra solicitud de AVGM.


Tanta es la libertad con que los feminicidas actúan en Sonora, que la entidad ocupa ya el segundo lugar nacional en incidencia de feminicidio, por cada 100 mil habitantes.


La negligencia con que se ha atendido la violencia familiar ha hecho que numerosos hombres violentos aprovechen para perpetrar feminicidios contra sus parejas y ex parejas, utilizando las mismas estrategias del crimen organizado, quedando en el concierto de las autoridades investigadoras que suelen clasificar como homicidio los asesinatos con arma de fuego o en espacios públicos, dejando de lado las razones de género presentes en el contexto, en los casos de asesinatos de mujeres y niñas.


Aun así, Sonora también destaca nacionalmente por la incidencia de homicidio doloso contra mujeres, ocupando el octavo lugar; y séptima posición nacional en incidencia de homicidio doloso contra mujeres por cada 100 mil habitantes.


Sonora sigue desde 2017 hasta este día, en primer lugar de llamadas de emergencia por violencia familiar por cada 100 mil habitantes.


Las víctimas, que son quienes tienen el verdadero pulso de la atención de la violencia contra las mujeres, nos reportan ausencia de debida diligencia, utilización de métodos de conciliación con los agresores, y falta de personal capacitado para atender a niñas y niños con discapacidad abusados sexualmente.


Pero no solo eso que de por sí constituye una falla gravísima, sino el hecho de girar oficios a las mujeres denunciantes en donde les notifican obligatoriamente que deben permitir la convivencia de sus hijas e hijos con sospecha de abuso sexual con los presuntos padres agresores sexuales de éstos, apercibiéndolas de que si se niegan pueden ser sujetas de una sanción.


Ese desorden en la atención a las víctimas que se atreven a denunciar, es la mejor estratagema de protección a los potenciales feminicidas. Es el camino seguro para que se facilite el feminicidio, consumado o en grado de tentativa.


Hermosillo, Cajeme, Guaymas, Empalme, Nogales, y San Luis Río Colorado, siguen siendo algunos de los municipios con mayor incidencia de delitos de género contra las mujeres.


Son estos, en los que desde el 26 de junio del 2019 advertimos la tendencia sobre el aumento desmedido de la violencia generalizada y de los delitos de género contra mujeres y niñas, que costaría desafortunadamente más vidas, presentando una solicitud de AVGM a la Secretaría de Gobernación, que no ha recibido respuesta aún.


A dos años de nuestra solicitud de AVGM, en memoria y exigencia de justicia para Gladys Aranza Ramos Gurrola y todas las víctimas de feminicidio y desaparición en Sonora, exigimos a la Secretaría de Gobernación que declare de inmediato la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Sonora.


A los niveles estatales y municipales, a que cumplan con su obligación de garantizar la vida y la libertad de las mujeres actuando con debida diligencia y enfoque de derechos humanos y perspectiva de género.


¡NI UNA MÁS, NI UNA ASESINADA MÁS!


Justicia Pro Persona A.C.

Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio

Peticionarias de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por feminicidio para seis municipios de Sonora


Para contacto y entrevistas:


María de la Luz Estrada, Coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF): 5518322704


Ana Yeli Pérez Garrido, Asesora Jurídica del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF): 5534145856



227 vistas0 comentarios